sábado, 20 de marzo de 2010

Inhalar - Expirar "La Magia de las Inhalaciones"

Puchas puchas puchas...Yaelita comenzo a toser de nuevo y en la maniana ya le hice su primera sesion de inhalaciones.


Desde que nacio nos hemos hecho expertos en esto de las inhalaciones, aunque Samuel una vez estuvo hospitalizado en Chile y Gadi tambien lo estuvo una vez cuando tenia dos anitos, nada nos podria haber preparado a lo que se nos venia con la Princesa de la casa.


Para los que no saben, Yael nacio en la semana 36 de gestacion, un poquitin adelantada, moradita y por esto con algunos problemas.

En el momento del parto sufrio lo que se llama Sindrome de Aspiracion Maconial, que es aspirar el liquido amniotico + cacuca del bebe que hizo estando dentro de mi panzota, o sea se nos anduvo media ahogando la beba, por lo que estuvo internada dos semanas en cuidados intensivos para despues pasar a la neonatologia.

Esa epoca fue una de las mas fuertes de mi vida, nadie que no ha vivido en carne propia puede saber lo que es tener un bebe y volver a casa sin el o ella.

Especialmente dificil, porque cuando mis dos hombrecitos estaban tan contentos que volvia la mama a la casa, yo era un mar de lagrimas porque me imaginaba a mi ninia solita en su incubadora y todos sus cables conectados en su cuerpecito tan pequenio e indefenso.

La foto de la incubadora la tome cuando le sacaron el respirador porque encontre que era muy chocante y no tenia sentido guardar los malos recuerdos, pero si esta foto por ejemplo que fue el dia en que empezo a respirar por si sola (o casi sola porque dentro del casco de plastico estaba con ayuda de oxigeno).




La cosa es que desde ese entonces hemos sido medio oxigeno-dependientes y obviamente que en nuestra casa no falta la maquina de inhalaciones, ni el purificador de aire, ni lo mas natural, hojas de eucaliptus hirviendo en la cocina para hacer vapor en casa.

Cinco veces en la corta vida de Yaeli ya hemos estado hospitalizadas, cuando las cosas han salido de nuestras manos y hemos llegado a feas y cansadoras neumonias, siempre esperando que esa visita al hospital sea la ultima vez.


Tantas veces los padres queremos estar en la piel de nuestros hijos para que ellos no sufran cuanto tienen fiebre, reciben un golpe o estos malditos accesos cuando no le entra suficiente aire a los pulmones ...

Bueno a mi me paso algo parecido, hace un par de meses al parecer como consecuencia de una tormenta de arena (relativamente comun en nuestro bello Medio Oriente) me dio un ataque severo de asma que duro alrededor de una semana, pude vivir en carne propia lo que significa que no entre aire a los pulmones y mi unica salvacion en momentos dificiles fue la maquina de mi hija.


Entre el antes y el despues de la inhalaciones era una diferencia del cielo a la tierra, de la angustia a la decongestion, desde el insomnio al suenio, una maravilla.


Hablando con unos amigos que siempre salen de paseos me contaban que en sus botiquines de viaje no pueden faltar las vendas ya que en sus paseos 4*4 siempre alguien se tuerce o esguinsa alguna extremidad, otro amigo que es cocinero me dice que en su botiquin no faltan las cremas para calmar las quemaduras y vendas para cortes y yo contaba que viajaba donde fuese con mi maquina de inhalaciones.

El cuidado especial de un bebe prematuro puede llegar a los 3 o 5 anios, yo espero con todo mi corazon que cuanto antes mi Yaelita sea una ninita sana y ojala no necesitemos mas la maquina de las inhalaciones, por ahora es la Maquina Maravilla que espera su jubilacion...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada